Blogia
Chile Cultural

Postularán a Roberto Parra al Premio Nacional de Arte

parra

Miembros de la Cumbre Guachaca promoverán la candidatura del desaparecido folclorista y escritor Roberto Parra, al Premio Nacional de Arte 2005. Así lo informó Dióscoro Rojas, uno de los organizadores de la cumbre

Fuente: Mundoposible.cl

La idea busca brindar un merecido homenaje en el año en que se cumplirán 10 años de la muerte del cantautor chileno.
"Nosotros queremos reivindicar su figura porque pensamos que es una leyenda, pensamos que además como es nuestro líder supranatural y por su capacidad artística también queremos pedir y empezar a demandar para él Premio Nacional de Arte y eso lo vamos a pedir en los 10 años porque él nunca tuvo como premios", explicó Rojas.

Según las normas del galardón, entregado por el Ministerio de Educación (Mineduc), no plantea que no se pueda conceder el galardón de manera póstuma. De esta forma la postulación del "padre de las cuecas choras y el jazz guachaca" está abierta para su inscripción.

La versión 2004 de la Cumbre Guachaca, se vivirá este viernes y sábado en la estación Mapocho desde las 20:00 y los asistentes deberán cancelar una entrada 3.000 pesos.

Roberto Parra, nació en 1921 en Santiago y falleció el 21 de abril de 1995. Roberto, el quinto de los Parra Sandoval, se cría en Chillán y comienza su vida itinerante ya a los 8 años, tras la muerte de su padre.

Junto a sus hermanos Hilda, Violeta y Eduardo (el Tío Lalo) recorren los pueblos cercanos cantando en plazas, mercados, circos y locales para reunir dinero en ayuda de la empobrecida familia.

Es así como a los catorce años, Roberto ya es músico y guitarrista hecho y derecho que se gana la vida en circos, cabarets y boliches sureños. Desde mediados de la década de los 30 hasta finales de los años 50 su fama se extiende por las provincias, las que recorre incesantemente a lo largo de todo el país.

Pero el artista no hace el quite a ningún trabajo que permita ganarse la vida. Vendedor de diarios, enfierrador en el dique de Valparaíso, lustrabotas, empleado de la cárcel, soldador; ayudante de mecánico, carpintero y dueño de una mueblería, son algunos de sus múltiples oficios.

Es en 1957 cuando Roberto llega por primera vez a San Antonio, donde permaneció poco más de un año, trabaja como guitarrista del cabaret Luces del Puerto y en la boite Río de Janeiro, conoce a la famosa Negra Ester.

Comienza entonces un romance con esta artista de boite que describe en su primer libro de décimas que la Compañía Gran Circo-Teatro lleva a las tablas con un éxito sin precedentes en la historia del teatro chileno. Su faceta de compositor y poeta comienza a intensificarse. Con El Chute Alberto, su primera composición conocida, inicia una serie de cuecas urbanas que bautiza como "Cuecas choras".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres