Blogia
Chile Cultural

Festival de Cannes aclama el documental sobre Allende de Patricio Guzmán

allende

Una cálida recepción obtuvo en el Festival de Cannes el documental Salvador Allende, del realizador chileno Patricio Guzmán.
Con imágenes de archivo y entrevistas a testigos de todos los sectores, la película recorre la historia de Allende, su carrera política, su elección en la Presidencia de la República, las esperanzas y la efervescencia del Chile de principíos de los setenta, y las tensiones de los días que precedieron al golpe de Estado y a la muerte del Mandatario.

Autor de El caso Pinochet y de la trilogía La Batalla de Chile, que muestra los últimos meses del gobierno de la Unidad Popular, Guzmán dijo que con este trabajo busca recalcar "la importancia de la memoria para construir el futuro".

"Allende marcó mi vida. Yo no sería lo que soy si él no hubiese encarnado la utopía de un mundo más justo y más libre que invadió a mi país durante su gobierno", afirmó Guzmán, quien es además la voz en off del relato.

"SIEMPRE ADMIRE A ALLENDE"

"Siempre admiré a Allende, y con los años esta admiración no hace más que crecer", declaró Patricio Guzmán a la agencia AFP.
Al ser consultado acerca de por qué volvió a hacer un documental sobre esa época, que ya había narrado en la mencionada trilogía, respondió: "Cuando filmé La batalla de Chile yo era muy joven. Todos los del equipo éramos muy jóvenes. No teníamos credenciales para entrar al palacio de La Moneda. Siempre filmamos a Allende desde afuera. Ahora, yo quise hacer una película sobre Allende, centrada en Allende, porque en 'La batalla' no aparece tanto como debería. Es una deuda que yo tenía con él".

Y al señalársele que varias de las películas latinoamericanas presentadas en este festival abordan la historia política y sus personajes, el cineasta comenta: "No es casual que haya películas que miran hacia nuestro pasado, porque ahora estamos tomando conciencia de la importancia de la memoria para construir el futuro".

"La memoria en América Latina no existía, como tampoco los derechos humanos ni la democracia. Yo creo que ahora la memoria ha llegado para quedarse, como un tema definitivo", agrega.

"En América Latina nos hace falta más profundidad en el análisis histórico. Una manera de llegar a ello es hacer películas, libros, obras de teatro, etc", reitera Guzmán.

"El paso del tiempo ha hecho que yo valore más el papel de Allende. Quizá porque en el momento mismo de los hechos pasaban demasiadas cosas como para valorar su sabiduría, su manera de construir una forma distinta de llegar al socialismo, su capacidad negociadora, su deseo de convergencia, su humor. Todo esto lo valoro más ahora que entonces", explica el cineasta.

PINOCHET: "EL PERSONAJE MAS RUIN"

En cambio, respecto al general Pinochet "mi evaluación no ha cambiado desde entonces. Siempre me ha parecido una persona nefasta. Creo que es el personaje más ruin que ha dado Chile en toda su historia", afirmó.

Y al evocar el Chile de hoy, el cineasta reclama el derecho a la utopía, a la esperanza, a querer tender hacia lo imposible.

"Hoy Chile es un país de acuerdos internacionales y de acuerdos superestructurales en el que la sociedad civil no es tomada en cuenta. Es un país de rascacielos y de trabajadores que nadie escucha, que no tienen participación alguna en el gobierno", sostiene.

El país tiene "un gobierno honesto y democráticamente elegido", pero se trata de una "democracia limitadísima. No hay voluntad política de cambiar la constitución que dejó la dictadura", agrega.

Y, cuando "se me dice que no es posible, yo respondo que casi todas las cosas, políticamente hablando, son imposibles de hacer. Una de las lecciones de Allende fue que él hizo lo imposible", concluye.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres